Por primera vez en su historia la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA) promovió un Concurso Público que garantiza la transparencia y la competitividad en la selección de las empresas que prestarán los Servicio de Apoyo Terrestre y Despacho de vuelos a Aeronaves de las Líneas Aéreas y Aviación en general en el Aeropuerto Internacional de El Salvador, con claros parámetros de evaluación legales, técnicos y financieros para selección de las empresas que prestarán dichos servicios.

La promoción a participar en este proceso fue divulgada en los periódicos de mayor circulación nacional y en la internet durante un período de 15 días, a fin que todo interesado pudiese participar en el Concurso Público CEPA 05/2015: “Selección de dos Operadores para prestar el Servicio de Apoyo Terrestre y Despacho de vuelos a Aeronaves de las Líneas Aéreas y Aviación en general en el Aeropuerto Internacional de El Salvador, Monseñor Óscar Arnulfo Romero y Galdámez”.

Los contratos de explotación de negocios no encajan en las figuras contractuales contempladas en el artículo 22 de la Ley de Adquisiciones y Contrataciones de La Administración Pública (LACAP), ya que es un contrato de explotación que habilita a las empresas la prestación de los servicios a las aerolíneas, para lo cual, estas empresas entregan a CEPA un porcentaje de sus Ingresos Brutos (SIB).

Por lo tanto por ser un proyecto fuera de la Ley LACAP, la comparación de ofertas o competencia pública no lo tramita la Unidad de Adquisiciones y Contrataciones Institucionales (UACI), quien legalmente lleva a cabo los procesos LACAP.

Los servicios de apoyo terrestre son servicios complementarios al servicio público prestado por CEPA, los cuales pueden ser prestados por particulares conforme el Reglamento de Operaciones del Aeropuerto Internacional de El Salvador, en el artículo 1.

Entre los beneficios esperados de este Concurso Público se destacan que las empresas que resulten ganadoras deberán prestar dicho servicio con equipo nuevo y moderno, el cual será auditado por CEPA; también al segundo año de operaciones tendrán que aplicar la normativa internacional ISAGO (IATA Safety Audit for Ground Operations) para garantizar la seguridad de las operaciones, lo que eleva el nivel de servicio mediante el cumplimiento de la normativa ISAGO, contribuyendo así con la Certificación de Aeropuerto Seguro que emite la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI).

Esta administración está comprometida con el desarrollo de los servicios aeroportuarios, trabajando de manera transparente, responsable y ordenada, en pleno apego al marco legal a fin de hacer más eficientes nuestros servicios para ofrecer a nuestros clientes y usuarios servicios de clase mundial.