CEPA realizó esta mañana la colocación de la primera piedra del proyecto de ampliación del Aeropuerto Internacional Monseñor Óscar Arnulfo Romero y Galdámez, el cual marcará el inicio de una notable mejoría en la operatividad, calidad del servicio a los pasajeros y generación de ingresos de la terminal aeroportuaria más importante de El Salvador.
El acto de colocación de la primera piedra de este proyecto fue presidido por el Vicepresidente de la República, Licenciado Óscar Ortiz, y el presidente de CEPA, Ingeniero Nelson Vanegas, quienes revelaron grandes expectativas ante la construcción de esta nueva edificación, que se ubicará en el actual acceso número 1, es decir, el costado oriente del edificio Terminal de Pasajeros (ETP) y cuya ejecución será supervisada por la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS).

Con una inversión que sobrepasa los $66 millones (que contempla: Construcción de la Terminal, Obras Exteriores, Supervisión de la Obra, Mobiliario y Equipo) el área de total de la edificación será de 23,216 metros cuadrados. De los cuales 21,673 metros cuadrados, serán destinados a la construcción de la ampliación del Edificio Terminal de Pasajeros, con una edificación en 3 niveles, 5 modernas puertas de embarque con sus puentes de abordaje y salas de espera, pasillos de circulación y espacios para área comercial, área de inspección de seguridad, vías de circulación vehicular y áreas de arrendamiento. Esto incluye la construcción de espacios en área pública para el lobby de bienvenida, en la fachada principal del edificio, con un área de 1,543.00 mt2.

El tramo a construir también incluye: rampas de conexión entre niveles, áreas para atención de pasajeros VIP, área de inspección de equipaje para vuelos en conexión, área de inspección de mercadería que ingresa al área comercial, espacios para cuartos técnicos y mecánicos, movilización vertical a través de ascensores, gradas eléctricas, y escaleras fijas; instalación de modernos equipos de aire acondicionado, cisterna y equipo de bombeo para el suministro de agua potable, sistema de rociadores para el combate de incendios, señalética y sistema de torres de iluminación para plataforma.
“Desde el inicio de nuestra gestión hemos apostado por hacer del Aeropuerto Internacional Monseñor Romero un referente en la región en materia aeroportuaria, para que El Salvador tenga más ventajas competitivas y para lograrlo debemos ofrecer una excelente condiciones para los más de 3 millones de pasajeros que recibe nuestro Aeropuerto, de esta forma lograremos mantenernos firmes en ese camino de constante evolución y mejoramiento de infraestructura que inicio desde octubre del año pasado”, comentó el Presidente de CEPA, Ingeniero Nelson Vanegas.

Antes del cierre de 2018, CEPA también inaugurará el nuevo Centro de Operaciones de Seguridad (COS), las nuevas obras exteriores que son parte del plan de expansión y modernización del Aeropuerto, que comprenden: una planta de tratamiento de aguas negras, una planta de tratamiento de agua potable, una subestación eléctrica y un sistema contra incendios, obras que actualmente se están ejecutando.