Como parte de las medidas contenidas en el “Plan 10”, el Vicepresidencia de la República junto al Ministerio de Hacienda (MH), a través de la Dirección General de Aduanas (DGA) en conjunto con la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA) y la Dirección General de Migración y Extranjería (DGME) eliminó este día el uso de los semáforos fiscales colocados en la terminal de pasajeros en el Aeropuerto Internacional de El Salvador Monseñor Oscar Arnulfo Romero y Galdámez (AIES-MOARG).

Durante más de 20 años estos semáforos fueron utilizados para seleccionar los pasajeros que pasarían por revisión aduanera en el aeropuerto; con el incremento de operaciones en dicha terminal aérea, tal mecanismo generó lentitud en el ingreso de pasajeros y no cumplió a cabalidad el objetivo de control.

“Nos alegra anunciar este día el inicio de operaciones de un nuevo sistema de gestión aduanera en el ingreso de pasajeros en el aeropuerto, el cual, apoyándose en buenas prácticas internacionales, utilizará información anticipada de los pasajeros y sus equipajes para realizar un análisis de riesgo moderno, que permita una mejor selección de las personas que deben pasar por revisión y facilite el ingreso de los más de 3,000 pasajeros que diariamente arriban al país” manifestó el Ministro de Hacienda, Nelson Fuentes.

Este nuevo proceso es resultado de una estrecha colaboración y de integración de sistemas informáticos entre la DGA y la DGME, entidades que se apoyan en la información proporcionada por las compañías aéreas que operan en el aeropuerto MOARyG. A la vez, CEPA contribuyó, con 2 equipos no intrusivos de rayos X, valorado en $150.000.00 dólares, los cuales funcionarán como filtro de seguridad de alta sensibilidad para un control más eficaz en la salida de pasajeros, en caso de ser necesario una revisión del equipaje.

“Una de las misiones de esta administración de CEPA, es hacer que la plataforma aeroportuaria del país siga evolucionando para cumplir con la amplia demanda que tiene. Para ello es clave que ejecutemos acciones como estas, que se sumen al proceso de modernización que CEPA impulsa en cada uno de sus activos, donde la optimización del tiempo impactará positivamente en los trámites de los pasajeros dentro de esta terminal aérea” comentó el Presidente de CEPA, Ing. Nelson E. Vanegas.

Esta iniciativa forma parte del proceso de modernización de las aduanas salvadoreñas, donde se busca agilizar el paso de personas y mercancías por los puestos fronterizos y aportar a la competitividad del país.