Su nombre es Priscila Morales, una joven tenaz de 23 años, quien asegura, rompió con los estereotipos al formar parte de la primera promoción de mujeres en la región centroamericana, que se gradúa de la carrera de Ingeniería en Aeronáutica.

A pesar de las dificultades que atravesamos en medio de la pandemia por COVID-19, Priscila obtuvo su título, eso sí, a través de un proceso de graduación totalmente diferente al tradicional.

Actualmente, Priscila se desempeña como Controladora de Tránsito Aéreo en nuestro Aeropuerto Internacional, San Óscar Arnulfo Romero, luego de haber finalizado satisfactoriamente el curso especializado de formación aérea a través de nuestro programa de becas. La joven de 23 años, domina además los idiomas inglés y alemán, así como cuenta con la licencia que otorga la Autoridad de Aviación Civil que la acredita como Controlador de Tránsito Aéreo.

Asegura que su pasión por el mundo aeronáutico surgió cuando estaba pequeña, desde entonces ha luchado por lograr sus metas.

En nuestra autónoma, nos sentimos orgullosos de contar con jóvenes profesionales dispuestos a liderar el sector aéreo hacia un mejor futuro.